martes, julio 18, 2006

Copas y oxidaciones enzimáticas

Sabemos que consecuencias trae el consumo de alcohol pero, ¿Por qué se producen esos efectos? La molécula que está presente en las bebidas alcohólicas es el etanol, y su metabolismo es el que genera los efectos que conocemos.

La reacción de absorción del etanol puede escribirse a grandes rasgos de la siguiente manera:




La molécula de alcohol se va oxidando a ácido acético a partir de reacciones enzimáticas que se dan en el hígado.

Analicemos la reacción:

La enzima responsable de esta reacción es la deshidrogenasa alcohólica.
El etanol pierde un hidrógeno, formándose así una molécula de NADH y posteriormente se oxida a acetaldehído.
El acetaldehído es igualmente oxidado (pero no en su totalidad, sino un 90% aprox.) a ácido acético. Cuando oxidamos la mayor parte del acetaldehído dejamos de sentir los síntomas del alcohol en el cuerpo.



Síntomas usuales del consumo de alcohol

Cuando el alcohol ingerido pasa al torrente sanguíneo, llega al cerebro provocando el estado de embriaguez, que se supera una vez que el alcohol se oxida a acetaldehído. La acumulación de acetaldehído provoca lo que nosotros llamamos “resaca”, que no es más que un proceso de intoxicación que altera, entre otras cosas, el metabolismo de lípidos y proteínas, además puede provocar acidosis, que reduce la capacidad del riñón para excretar ácido úrico. Cuando ya no notamos ningún síntoma de alcoholemia es debido a que la gran mayoría de moléculas de alcohol ingeridas han sido oxidadas a ácido acético, que puede ser utilizado para otras reacciones metabólicas.

Otra cosa a puntualizar sobre el efecto del alcohol es la energía que aporta su consumo: cada gramo de etanol aporta 7.1 kcal. Esto, sumado a la alteración neurológica que sufre nuestro cerebro cuando moléculas de etanol pasan a través de él, explica la euforia que provoca la ingesta de este producto.

El legado del bebedor

Si tu eres capaz de tomarte seis copas sin que notes nada y un amigo tuyo solamente con dos ya nota los efectos, una de las causas es la actividad de tu deshidrogenasa alcohólica. Las enzimas suelen actuar de forma diferente en diferentes cuerpos, y sobretodo, en diferentes especies; y su actuación también viene condicionada por la genética: si tu padre (o madre) fue bebedor, habrá estimulado la eficacia de su deshidrogenasa alcohólica y oxida más rápidamente el etanol, de forma que al obtener tú sus genes, ya tienes modificada la eficacia de la enzima.
A igualdad genética (un hermano), una chica tiene más facilidad para embriagarse que un chico por causas ajenas a la acción de esta enzima.


Más en…

http://bvs.sld.cu/revistas/ali/vol10_1_96/ali09196.htm

3 comentarios:

entropia dijo...

Para comentarios, correcciones o aclaraciones: aquí mismo.

Gato Cuantico dijo...

Un buen post, pero tengo dudas sobre el último apartado, "el legado del bebedor". No veo claro mediante qué mecanismo pueden transmitirse genéticamente a los hijos las supuestas mejoras en la actividad de la enzima de los padres. Tal vez habría que indagar un poco más en ese punto.

Saludos

El Crazy Xabi dijo...

hola entropia, si me permites un pequeño inciso... comentar que el causante de que nos emborrachemos es que se sobresatura el empleo de NADPH respecto a su producción, y es el motivo por lo que se acumula el acetaldehído. De ahí que con el estómago lleno aguantes más: activas rutas metabólicas entre las que está la "ruta de las pentosas-fosfato" que es donde se origina el NADPH.

en cuanto al legado del bebedor, el punto de vista es demasiado lamarckiano: por mucho que bebas tus hijos no van a resistir más el alcohol. De hombres y mujeres sé que había una razón fisiológica, a parte de que suelen poseer una masa corporal menor, pero lo tengo en unos apuntes que presté.

como último y como curiosidad: ¿sabes (si empezaste a beber muy joven) porque con 14 años te emborrachabas con una cerveza y ahora necesitas varios cubatas? Pues fundamentalmente porque hasta que se ha formado el cuerpo, 18-20 años, la alcohol deshidrogenasa no se expresa totalmente.

Saludos

PD: me parece dpm que hayáis montado una red de blogs científicos tá mu bien :)